domingo, 31 de agosto de 2014

to any fairy Godmother out there

I love dreaming.
I love planning a future that may not happen in the end, but it's pretty while i imagined it.

That's why i'm so in love with the idea of ending high school this year and starting this whole new stage of my life.
I'm working hard to go to university. In my dreams I end up in some cool university placed in Canada. France, England... probably just going to get, the farthest, to Madrid. And best of luck to me with that last option as well.
My worst nightmare is staying in this town. Never leaving and actually getting used to this life. "why?" i'm asked all the time by family and friends, "is this that bad?". It's not about being bad or good, it's just about learning. I'd love to live in different places so the experiences you carry on with you are priceless.

In my dreams I get to do all that. And i adore it.

Right now, they're only dreams. Who knows if they'll come true? I hope i'm brave enough to chase them and give the best of me to get what i aim.

And maybe i'm blessed with the visit of that fairy godmother who a long ago changed Cinderella's life but this time is me who lives the prettiest fairy tale!


sábado, 30 de agosto de 2014

i'll give anything to move out

I hate this.
I hate how I hate myself. I hate how I don't find someone I can trust. I hate not being able to stop thinking. I hate not being able to make the ones around me understand how I feel, what I went (and I'm going) through. I hate how they just judge me for what the see form outside.
Yes, I act different from what I used to.
I hate how the stupid ideas of beauty this society creates end up in my mind as the right stuff.
I hate that so much. It makes me hate myself when I look in a mirror, it even makes me hate myself in people's eyes. What can I do? Even though I have my own ideas and moral, I'm surrounded with that shit and eventually I believe it like everybody else does.

I used to be pretty strong or that's what people told me and I only believed.
Where is that strength?

This summer's been shitty. I've become so insecure about myself and people's opinions actually hurt me. Sometimes they're playing around... but it still hurts. All the comments about if I've gained weight this past year, about if I should take more seriously some kind of abs workout, comparing me to the other girls, laughing at my stories from Canada, imitating the words or expressions that I've brought home with me...
It probably looks dumb for you, but it comes to be me and I don't like the feeling of being hurt.

After writing some posts explaining how I feel and how hurtful solitude is, almost no one cares. They keep finding ways to laugh at the things I wrote about. Why? Do they know how I'm inside?

I can't explain myself right now, I'm quite lost.. I know nothing lasts forever but I hate how I live in a village ("with complex of city") and everyone is soooo closed minded it bothers me.

School is about to start and I don't feel rested or ready to give my best. Anyways, I'm working my butt off to achieve my goals. It might sound mean or selfish but not knowing what degree I want to take, I do know I want to leave this town. I want to get out of here, as soon as possible.

It's late and I should go to sleep, so i'll come back to blow off steam writing in here but i really hope i find someone to trust and call and talk to.

Night,
Marta.

sábado, 23 de agosto de 2014

"La soledad es estar rodeado de gente"

Hay días que lo ideal sería tener una casita en la montaña para dejar la ciudad tan "civilizada y desarrollada" y estar a solas contigo mismo. Otros días lo ideal sería llamar a ese amigo con el que te gusta pasar el rato y no necesitáis a nadie más. 
Pero lo ideal no existe. Es como el crime perfecto, solo existe en tu mente y en el papel.

Luego, en la vida real, no tienes dinero para tu refugio en la montaña o esa persona está lejos.

Hubo una conversación hace algo así como cuatro años que de vez en cuando recuerdo. Se acercaba alguna celebración en casa y organizando los invitados había uno que se quedaba un poco descolgado y les preocupaba, a los mayores de la casa, que se sintiera solo. Entonces tuve que abrir yo la boca para iluminar a mi ignorante familia con una increíble solución: "pues no pasa nada, invitamos a mucha gente y así es imposible que se sienta solo"
Y entonces uno de mis hermanos me contestó: "Marta, es más fácil que se sienta solo con mucha gente que si es una fiesta pequeña porque si somos pocos la gente se va a preocupar más si alguien se ve solo que si hay muchos invitados que posiblemente nadie se fije en él"
A mi esa respuesta me pareció una chorrada. Ya no,¿eh? Ahora ya sé que tener mucha gente a tu alrededor no te hace estar acompañado.

A mi me pasa. Yo, cuanta más gente hay, más sola me siento. Y reitero lo que dije en otra entrada, con contar un amigo, ya eres afortunado. 

Pero al parecer todos somos amigos con todos y todos "nos queremos mucho" y siempre vamos a estar ahí pase lo que pase. Y todo es mentira, y todos lo sabemos. 

Así que seguiremos fingiendo qué amigos somos todos, sin parar a preguntar al de al lado cómo se siente o si necesita algo.
 
Total, es más fácil así. Ser un amigo en las buenas y en las malas no es tan fácil.

Hasta la próxima, "amigos".

martes, 12 de agosto de 2014

¡ Pero cuánto sabemos los españoles!

Cuando estás lejos tiendes a crearte una idea de cómo son las cosas que has dejado atrás. Da igual si has pasado toda tu vida allí, una vez que te vas, tú inventas y recuerdas solo lo que quieres y así el pensamiento de casa es siempre agradable. Y echas de menos cómo te sientes cuando en tu cabeza te imaginas en casa. Idealizas lo que era tu vida.

Cuando te vas al extranjero puedes pasar a ser de aquellos que llevan la "cara fea" de tu país allá donde vaya o, por otra parte, puedes unirte al grupo de los que prefieren contar la otra cara de su hogar.
Si eres de este último tipo de personas, una vez en el extranjero, te dolerán y/o molestarán los comentarios exagerados o ignorantes que puedas recibir sobre tu hogar. Incluso en algunos momentos no podrás aguantar las ganas de volver a tu (idealizado) hogar...pero cuando vuelves no te encuentras lo que esperabas. El golpe es duro. O quizá sí sabías que la realidad iba a ser otra, pero de todas formas vas a llevarte algún que otro golpe.

Os cuento alguna de las piedras con las que me he tropezado desde que, hace ya un mes y medio, volví de Canadá.

Dejadme que os informe de una faceta de la esencia del español que posiblemente ya conocéis, y es la madera política que tenemos todos y cuánto sabemos acerca de nuestro país y de todo su funcionamiento gubernamental.
Hablar de política se nos da a todos de maravilla, somos expertos y jugamos en equipo: una caña y su tapa son los mejores compañeros. Cuánto sabemos los españoles.

Al grano.
El caso es que, en Canadá,, en varias ocasiones se compadecieron de mí por venir de un país tercermundista como es España (?).
Se rieron de que somos unos vagos que no tenemos colegios o no estudiamos.
Se lamentaron de la corrupción de los políticos.
Envidiaban que en España solo se sale de fiesta y que nadie va a trabajar.
...
Yo en ese momento tenía España idealizada en mi mente y aunque leía las noticias de la crisis y la situación nacional, los punto y argumentos que me presentaban ciertos canadienses (tanto adolescentes como profesores) , yo era embajadora de la Marca España y defensora de mi patria.

Ahora volvemos al día de hoy en España.

Resulta que ya he escuchado muchas discusiones sobre temas de política desde que vine y pese a que no en todos he participado, he acabado harta.

Gente de edades muy variopintas se convierten en pensadores y políticos a la par que beben su cerveza.
-La educación española es una basura y además ahora que suben el precio... ¿qué se creen los políticos?
-Los políticos son una panda de inútiles y corruptos, mientras en otros países son honestos.
-Gente con distintos títulos universitarios e idiomas y no hay trabajo para ellos, qué mierda es este país!
-...


A todos les parece un país hundido e incluso algunos coinciden con mis canadienses y consideran a España un país tercermundista.

Yo, por curiosidad, pregunté a unos con los que discutía de política, ¿qué país consideraban ellos que iba bien?¿Qué era para ellos "ir bien"?¿Qué es para ellos un país desarrollado, viendo que "España es tercermundista"?¿Y civilizado?
Los invité a que dejaran las comodidas de vivir con papá y mamá y se marchasen entonces, a Alemania, por ejemplo, o el país que para ellos fuese bien. Les pedí que pasasen allí una temporada , y luego volviesen. A ver si encontraban qué copiarles para hacer de España un lugar más desarrollado, civilizado y que fuese bien.

"Es que en España se está muy bien..."

Claro que estamos todos muy bien cuando solo criticamos y y esperamos sentados a que nos traigan en bandeja todo lo que necesitamos. Los adolescentes repetimos en el colegio o donde vayamos lo que oimos en casa. Todos los españoles valemos de presidente del gobierno, por favor, si es que somos listísimos.

Yo solo he pasado 10 meses en el extranjero. Recuerdo que me decían antes de irme que viese cómo funcionaba allí la educación y cambiara la de nuestro país a mejor. Que me fijase en todo un poco en general.
Después de estudiar un año fuera, doy gracias por la educación española y lo que me traigo de Canadá es que si tienes dinero para invertir, las instalaciones hacen práctica la educación. Pero en contenido...bendita España.
Los políticos españoles y los temas de corrupción NO SON España si no unos cuántos chorizos colocados a dedo que se han aprovechado de su situación. Pero nos olvidamos que aunque no lo oigamos tanto, corrupción hay en todos los países.

Pero comparar, por ejemplo, Canadá con España sería en otra entrada.


A todos nos vendría bien una temporadita en el extranjero para abrir esas mentes y ver que al final, España, no está tan mal.


P.D. Todo esto no quita que dejemos que unos inútiles nos gobiernen.