jueves, 6 de diciembre de 2012

Repeticiones de Historia.

Cuando estudio Historia, hay momentos en los que me parece estar analizando el mundo de hoy.

Comienzo a ojear los apuntes y me sitúo según las fechas, hasta ahí bien; empiezo a leer y a leer, y al llegar a ciertos puntos me doy cuenta de que, realmente, el ser humano es un animal que tropieza dos, tres y hasta cien veces con la misma piedra. Somos bastante predecibles en realidad: siempre el descontento de la sociedad con su gobierno, a veces con razón y otras sin ella; los ministros o reyes intentando calmar las masas mientras impulsan distintas reformas y, los ciudadanos manifestándose contra los cambios sin emitir más que quejas. Y más quejas.

Así que, mientras memorizo, aprendo que no es algo de estos tiempos únicamente, por ejemplo, el considerar a algunos fachas y a otros progres; el egoísmo de gobernantes que buscan su propio interés en lugar del bien común; la manipulación de las masas; el materialismo, etc.
Pero también, entre los apuntes aparecen héroes, sucesos increíbles, ideales firmes, honor, fe, esperanza, amor... Y, si miras a tu alrededor, quizá no veas a un hidalgo a caballo con espada triunfando en la batalla, pero entre nosotros sigue habiendo héroes capaces de dar la cara; sigue habiendo gente capaz de luchar por sus ideales, valientes que aportan su granito de arena.

Y aunque parece que volamos en círculos cerrados, siempre debemos buscar la manera de no repetir errores, porque como alguien dijo alguna vez "El pueblo que olvida su Historia, está obligado a repetirla".