jueves, 17 de enero de 2013

¿Hacemos las maletas?

Entre tantas malas noticias dan ganas de irse de España.
¿Dónde ir? A cualquier lado, pero por lo menos, cambiar un poco de aires. Ya el ambiente está saturado de siempre las mismas historias, mismas quejas y la falta de soluciones.




A veces incluso, me pregunto qué pasó con todo ese honor, orgullo y esplendor español de antaño, que ya solo se encuentra escondido entre las páginas de un libro de Historia. Y, según parece, los problemas que nos hicieron perder poder y convertirnos en país de segundo orden, parecen seguir presentes: inutilidad política, desunión, incultura...

En fin.
Quizás el día de mañana me encuentre estudiando o trabajando en Francia, Suiza, Alemania... o puede que como tantos y tantos planes frustrados, continúe entre los mismos muros que un día levantaron visigodos, romanos o judíos, quejándome de lo que hoy se quejan mis mayores.