jueves, 6 de diciembre de 2012

Repeticiones de Historia.

Cuando estudio Historia, hay momentos en los que me parece estar analizando el mundo de hoy.

Comienzo a ojear los apuntes y me sitúo según las fechas, hasta ahí bien; empiezo a leer y a leer, y al llegar a ciertos puntos me doy cuenta de que, realmente, el ser humano es un animal que tropieza dos, tres y hasta cien veces con la misma piedra. Somos bastante predecibles en realidad: siempre el descontento de la sociedad con su gobierno, a veces con razón y otras sin ella; los ministros o reyes intentando calmar las masas mientras impulsan distintas reformas y, los ciudadanos manifestándose contra los cambios sin emitir más que quejas. Y más quejas.

Así que, mientras memorizo, aprendo que no es algo de estos tiempos únicamente, por ejemplo, el considerar a algunos fachas y a otros progres; el egoísmo de gobernantes que buscan su propio interés en lugar del bien común; la manipulación de las masas; el materialismo, etc.
Pero también, entre los apuntes aparecen héroes, sucesos increíbles, ideales firmes, honor, fe, esperanza, amor... Y, si miras a tu alrededor, quizá no veas a un hidalgo a caballo con espada triunfando en la batalla, pero entre nosotros sigue habiendo héroes capaces de dar la cara; sigue habiendo gente capaz de luchar por sus ideales, valientes que aportan su granito de arena.

Y aunque parece que volamos en círculos cerrados, siempre debemos buscar la manera de no repetir errores, porque como alguien dijo alguna vez "El pueblo que olvida su Historia, está obligado a repetirla".


lunes, 29 de octubre de 2012

Yo y la Humanidad


Piensas que el mundo es grande. Y lo es. Pero, quizás solo has visto mapas y mapas. Entonces, cuando sales al extranjero y conoces gente nueva, de tu edad, mayores o pequeños de otras nacionalidades, te preguntas si de verdad tú eres necesaria en el complejo reloj de la Humanidad. Te das cuenta de que, hay otro país y otras personas que viven sin que tú estés en sus vidas. El sol sale, el viento sopla, se ríen, lloran... pero tú (aparentemente) no influyes para nada en su rutina. Así que, además de quedarte alucinada por la patria de otros, te planteas, ¿es útil que yo aporte mi granito de arena?

Ahora más personal. Este verano estuve en Irlanda: precioso país, mala comida. Conocí a gente irlandesa, italiana, francesa, suiza, japonesa. Gente que ahora sigue su vida sin que esté yo con ellas. Gente que ya vivía antes de que yo apareciera en su vida. 

En estos momentos, me planteo diversas carreras universitarias sin decidirme por ninguna. Mi objetivo siempre ha sido hacer algo para el bien de la Humanidad, para mejorar el mundo y dejar un buen futuro para nuestros hijos. 
De hecho, me motivaba una frase que hay en una estampa en la cocina de mi casa: "Señor, muéstranos lo que cada uno puede hacer para adelantar el advenimiento del día de la paz universal". Mas luego, si de verdad no eres el mejor de tu campo, ¿sirve de algo ser profesor en un colegio cualquiera? ¿ser un abogado entre un millón? ¿ser ama de casa? ¿criar a tus hijos? ¿afecta en algo al mundo lo que tú hagas?
Y luego es cuando me acuerdo de esa otra frase de la Madre Teresa de Calcuta que dice: "A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota". 
Yo no sé si afectará en algo lo que haga en mi vida, a aquella familia irlandesa que me acogió, o a los italianos con los que me reí, o si influirá en mis vecinos. Lo que sé es que no podemos esperar que otros hagan nuestro trabajo, así que de una manera u otra todos debemos colaborar aunque parezca insignificante, es esencial.

sábado, 6 de octubre de 2012

Hay esperanzas, aunque se escondan.

Será la edad. Que todo se mezcla y no hay nada claro. Que todo lo cuestionas pero actúas sin pensar. Buscas, esperando encontrar, algo que ni siquiera tú sabes. Y te pintan la vida tan mal, tan difícil. Un mundo muy cruel, sin amor, sin esperanza. Te apagan la ilusión. Te quitan la esperanza en el presente.
Pues discrepo señores. Con tan solo quince primaveras, tampoco tengo una clara visión del mundo, pero sí que he encontrado, entre los escombros, razones para creer en un mundo mejor. 

Lo que te dicen en clase es que lo tienes difícil, no te animan a luchar por tus metas. Te definen "dignidad de la persona" pero no te enseñan que la vida es un regalo que hay que cuidar. Enciendes la televisión y encuentras un sinfín de malas noticias, de muertes y destrucción.

Pero ¿por qué nadie habla de las familias felices? ¿es que nadie sonríe al ver jugar contento a un niño? ¿por qué no recuerdan la gente que se entrega por los demás? ¿por qué no creen en el amor? ¿por qué no hablan de lo bella que es la vida? ¿del regalo del perdón? 

Pues aunque yo no vaya a cambiar el mundo, sí que aportaré una gota al inmenso océano de la humanidad. Mi granito de arena, para hacer posible un futuro mejor.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Díselo con cine

Re-leyendo el libro del título, me ha llamado la atención una parte de la introducción al apartado PALABRA cap. 13, así que, aquí os lo dejo.

Se comienza por manipular el significado de una palabra para luego,poco a poco, ir modificándola.  La técnica es muy vieja: se trata del mismo truco que Humpty Dumpty explicaba a Alicia en la novela A través del espejo (L.Carroll)
-"Cuando yo uso una palabra- le decía- quiere decir lo que yo quiero que diga...ni más ni menos.
-La cuestión- insistió Alicia- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.
-La cuestión- zanjó Humpty Dumpty- es saber quién es el que manda...eso es todo"

lunes, 30 de abril de 2012

Mirando al futuro

En la época en la que estamos, final de curso, se nos presentan las optativas para el año que viene. Es cierto que en la edad en la que estoy no me condiciona mucho la elección, teniendo en cuenta que no tengo claro qué estudiar. Además, primos y amigos, que ya acaban el bachillerato y tienen que elegir una carrera hace que las conversaciones acaben en ese tema: a qué te quieres dedicar en la vida. Personalmente, como ya he dicho y repito, no me atrae nada en especial, quizá alguna profesión para unos días sí pero es que es algo para toda la vida, y esta suele ser larga. Muchas veces la gente comenta en que lugar te ve, pero no me ayuda porque me han visto desde médico, profesora, política hasta organizadora de eventos. Respecto a esta última profesión tuvimos una charla familiar. Pensábamos en montar una empresa familiar en tres ámbitos distintos a seleccionar: política, música o eventos. Respecto a la primera opción llegamos a la conclusión que en los partidos más fáciles en los que ascender no compartían nuestras ideas. La música no salió tan mal parada, nos repartimos papeles: guitarra, teclado, voz, manager... Eventos comenzó por el tema de las bodas familiares así que decidimos crear una empresa para organizar bautizos, comuniones,etc. Y de paso abrir una cadena de hoteles, línea de ropa y lo que fuera surgiendo.
Yo preferiría, de las alternativas anteriores, la última. Es la más interesante, sobre todo si se organizan bodas que es un tema que me encanta.
Habrá que esperar unos años para poder contar si finalmente salió alguna empresa familiar, si es así espero que encarguéis nuestros servicios.

sábado, 31 de marzo de 2012

Un punto a favor de Lengua

Título Cartas de invierno                                                    
Autor Agustín Fernández Paz
Edición SM

Este libro me lo mandaron leer durante este trimestre en clase de Lengua. Hay que reconocer que pocas veces los libros escogido por los profesores llegan a gustar. Quizás esto se deba en parte a que es una obligación y no una lectura por mero pasatiempo. Pero este caso es una excepción.

El libro está escrito en modo epistolar, y como muñecas rusas se van abriendo paso un personaje a otro.
La novela narra la historia de Xavier Louzao y su amigo Adrián Novoa, dos gallegos famosos en el ámbito de la literatura y la pintura respectivamente. En una de sus reuniones anuales, descubren un anuncio en el periódico de una casa encantada que en una apuesta amistosa, Adrián promete comprarla y asentarse en su Galicia natal.
Más adelante, Xavier viaja a Canadá para dar conferencias durante todo el invierno. Durante ese tiempo rompe la rutina de escribir a su hermana Teresa.
Un día Teresa, recibe un paquete de su hermano. Su felicidad es inmensa al volver a recibir noticias suyas. En el paquete encuentra una carta de Xavier avisándola de que no abra las otras cartas y si en una semana no tiene nuevas noticias suyas que se las entregue a un inspector, Soutullo, en Vigo. Pero la curiosidad vence a Teresa y a partir de ahí empieza a leer las cartas que Adrián escribió a Xavier en invierno. Carta que el escritor no pudo contestar puesto que no se encontraba en su domicilio. Cartas que narran una historia de miedo y misterio, de un mundo oculto que a veces da la cara.

Es un libro rápido de leer, que está muy bien escrito es como un guión de cine. Reconozco que pase miedo durante y tras su lectura pero lo recomiendo a cualquiera . Y aunque mi poco interés hacia este género literario influye en mi juicio, le pondría un notable mereciendo un sobresaliente para los amantes de ello.