domingo, 27 de octubre de 2013

¿Y qué pasa con el otoño?

Preciosos los árboles cambiando de color que te hacen sentir que el otoño te envuelve. Cuando miras por la ventana. En cuanto sales fuera te das cuenta que hay algo que no encaja, que se han saltado un escalón. En octubre y ya es invierno. 
Por las mañanas unos 0 grados me dan los buenos días, y las plantas y tejados congelados me acompañan hasta el colegio.
Abrigo, bufanda, gorrito, guantes y botas se han convertido en mis mejores amigos.

Y el cambio de temperatura ha sido de un día para otro. Vamos, ha sido un golpe bajo. Además, es que esto no es España que tus amigos te abrazan si hace frío. Aquí se mantienen las distancias y con el frío te acuerdas un poquito más de casa. 

El jueves pasado fui a Toronto con otros ochos estudiantes de mi instituto, entre ellos Anna también, a una conferencia de colegios de Ontario. Fue una paliza: slimos a las 4:30 de la mañana, llegamos a las 9:15. Conferencia y a las 2 de vuelta.
En el autobus ibamos con otros colegios de Windsor, y qué casualidad que me coincidimos con Sofíia, otra chica de la beca. La última vez que la vi fue en el avión a Windsor así que me hizo mucha ilusión.

Al llegar a casa me enteré que al día siguiente tenía examen del Budismo. Como comprenderéis me entró un agobio...
Pero sobreviví y no me salió tan tan tan mal como esperaba.
El viernes fue un gran evento en mi instituto. Había partido de Football (no el español sino americano) contra Brennan. Esto es en plan película con los odios entre colegios, y ese nos odia a muerte.
Ahora que entiendo un poco más del deporte no estaba tan perdida. Estuvo muy reñido. Pero en los últimos minutos marcaron un puntazo los de mi equipo y ganamos por uno. Hacía un frío que te morías, pero mereció la pena.

Ayer, sábado quedamos los internacionales en un pueblo para un recorrido de Halloween. Me metieron medio a empujones porque odio esas cosas. No daba demasiado miedo, pero mi garganta ahora sufre las consecuencias.


La última semana con la llegada del frío y noches durmiendo mal o poco, ha sido un poco más dura. Pero sumo y sigo. Es todo parte de la aventura, todo lo cargo en la mochila.

Hasta pronto! 
Marta








No hay comentarios:

Publicar un comentario