domingo, 17 de noviembre de 2013

Canadian lifestyle.

Han sido unas semanas muy ocupadas, pero aprovecho este descanso con Macbeth para poneros al día.

El domingo pasado fue el cumpleaños de mi hermana Eva, y también el de Miranda, una chica de la beca aquí en Windsor.
Toda la semana anterior, el resto de españolas no paramos de hacer y rehacer planes sobre cómo celebrar su cumple. La idea final fue la siguiente: ir a su casa a las 10:30 y en silencio preparar el desayuno, adornar el sótano y que la "madre" llamase a Miranda a desayunar y ella tuviese que seguir las flechas hasta el piso de abajo.
Ya os aviso: salió bien. No como lo planeado exactamente, pero bien. Llegamos tarde y hacíamos tanto ruido que pusimos música para taparnos.Pero por lo demás "chapeau". Incluso hicimos un video con fotos y frases que quedó precioso.
Luego comimos, cantamos, bailamos, comimos... despedimos en la estación a un amigo de la beca que se iba. Y como broche, la cena fue española: tortilla de patata y jamón serrano. Se necesitaba.

Esta última semana tuve un encuentro, por llamarlo de alguna manera, en el colegio. Cien estudiantes de mi edad, grado 11.
Eran diferentes juegos y luego charlas de gente que había sufrido bullying o maltratos. Después en grupos pequeños teníamos cada uno dos minutos para hablar de nosotros. Empezaron a salir unas historias que yo no paraba de dar gracias a Dios por lo afortunada que soy.
Todo el mundo llorando. Yo no lloré. No podía llorar porque echo de menos mi casa, a mis padres, a mis hermanos, a mis amigos...mientras gente de mi edad ha pasado o está pasando por serios problemas y traumas.
Es verdad que estoy lejos de mi familia, pero gracias a Dios tengo una familia unida.
Es verdad que mi amigos no los tengo conmigo, pero gracias a Dios nunca he estado sola.
Mientras todos lloraban, más me daba cuenta de lo mucho que me quejo sin razón.
Fue interesante.

El miércoles fui al primer partido de la temporada de los Detroit Pistons contra Indiana. Gratis, que es lo mejor. Y nuestro amigo que nos las dio nos va a conseguir más a lo largo de la temporada.
UN PARTIDO DE LA NBA. GENIAL.
Fue muy divertido. Además Miranda y yo bailamos y nos sacaron en las pantallas grandes, así en plan película :D

El jueves tuvimos "Spirit day". Tienes que ir vestido con los colores del colegio: amarillo y azul. Nos reunimos todo el colegio en el polideportivo y ponen videos de los equipos, bailan, gritan y otras chorradas americanas que en molan un montón.
Por la tarde nos quedamos a ver la final masculina de volleyball de Windsor. St Joes ganó :') Qué tensión y cómo viven en los colegios los deportes. Parecía un Madrid- Barsa...

El viernes fuimos a Laser tag, que es una batalla entre dos equipos con pistolas de laser.
Durante la semana el Judaismo me jugó malas pasadas pero parece que está bajo control.

MIDTERMS: las notas.
Marketing 91%
Religión 85%
Inglés 78%
Teatro 80%

Los profesores muy majos en los comentarios y en las tutorías con los padres hablaron maravillas de mi menos la de inglés que quiere que participe más en clase y que necesito poco a poco mejorar el idioma. Parece que no se entera que ese es el propósito por el que estoy aquí, que se relaje.

Y como broche perfecto tengo una noticia genial.. YA TENGO VESTIDO, TACONES  PARA EL BAILE DEL COLEGIO!

Buena semana,
Marta
Miranda's bday









Nuestro amigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario