jueves, 8 de diciembre de 2011

El mundo tras un cristal

Hace una semana que estrené gafas. Su uso es exclusivo para lectura y escritura de cerca. La verdad, es que en estos días que he estado con gafas sí he notado diferencia. Cuando leo mucho rato la vista no se me cansa ni se me nubla, además los problemas se ven desde otro punto de vista. Ciertos asuntos se han aclarado, y según pasan los días su solución parece estar más cerca. En esta semana he hecho nuevas amistades, gente natural con la que paso mis ratos libres. Han sido unos días realmente provechosos y todo desde que me puse las gafas.
He llegado a la conclusión de que todo el mundo se debería poner gafas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario