jueves, 29 de septiembre de 2011

CURSO NUEVO, ¿VIDA NUEVA?


Dos semanas ya de colegio, con clase nueva, y parece como si no hubiéramos salido nunca de allí. Las caras desconocidas solo lo fueron unos minutos, después eran antiguos compañeros. Y tras las presentaciones, tocan las pruebas iniciales en las que te preguntan cosas que no has dado nunca. Y cuando las has terminado, empiezan los exámenes de verdad. Pero entre los libros, clases, pizarras, estreno de uniforme y profesores, se va uniendo una clase.
He descubierto que los profesores no solo sirven para enseñar, algunos es lo único que saben hacer. También son capaces de rescatar a tu amiga que se queda encerrada en el baño, saben como arreglar una silla y, por supuesto, como fastidiarte el día. Cada profesor con su manía particular e insoportable al mismo tiempo, da al colegio un toque exótico. Algunos pueden llegar a ser amables y divertidos alguna vez, pero otros solo considerar tarea suya enseñar la teoría de los libros.
Es cierto que puede ser un poco desesperante encontrarte a la vuelta del verano con 32 alumnos que no recuerdan nada del año anterior. Pero la paciencia, como dijo algún sabio, es una virtud calumniada, quizá porque es la más difícil de poner en práctica.
Pero desde aquí, animo a todos los profesores a ponerla en práctica de vez en cuando.
Hay profesores que hacen de su hora un infierno, antes de que llegue te agobias porque piensas en lo que va a pasar; cuando llega tu corazón sufre taquicardias y cuando acaba miras el horario con un ataque de nervios a ver cuando te vuelve a tocar.
Pero, en cambio, hay otros profesores (muy escasos, por cierto) que hacen algo más llevaderas las clases dándonos más libertad. Nos permiten montar pequeñas tertulias mañaneras, darnos un paseo hasta secretaría a por el martillo y otro para devolverlo…
Es un nuevo curso, nuevos objetivos y obstáculos que superar. Pero para empezar proyecto, hace falta valentía. Para terminarlo, hace falta perseverancia.



4 comentarios:

  1. Esperamos ansiosos tus entradas en el blog durante este curso. Seguro que ni el nuevo nivel de francés, ni el inglés, ni los estudios del cole serán obstáculo para que podamos disfrutar de su agradable lectura.

    ¡Mucho ánimo, Zobel!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Gracias por el apoyo!! Agradezco también tu observación sobre el fallo del blog, he hecho los arreglos necesarios, espero que ya esté bien.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno este post!! xD
    Y que gran verdad tienes...los profesores, cuando no solo se dedican a dar clase, pueden ser lo mejor :)
    Aunque algunos compañeros pueden ser malas influencias... jaja es broma, y lo sabes!

    ResponderEliminar
  4. ¿Pero a quién tenemos por aquí? jajajaj la oveja descarriada de mis amadas bodas! Muchas gracias Elisaaa :)

    ResponderEliminar